Web Toolbar by Wibiya

Noticias

INSTALACIONES ELECTRICAS SEGURAS

De acuerdo a una noticia publicada recientemente en un diario local, la venta de materiales eléctricos de uso domiciliario tales como enchufes, interruptores, entre otros productos, creció en 8% en el primer cuatrimestre del año debido al incremento de la demanda en el sector construcción.

Sin duda, la expansión de centros comerciales y la recuperación de algunas ramas industriales, ha impactado positivamente en el mercado. En esta coyuntura, vuelve a cobrar importancia el hecho de contar con instalaciones eléctricas confiables y seguras, que brinden seguridad a las familias y que además garanticen la inversión.

En los últimos años, las instalaciones eléctricas han sufrido una transformación motivada por una mayor presencia de artefactos en el hogar, llámese equipos electrodomésticos y de entretenimiento, así como diversos equipos de iluminación. Por esta razón, es necesario contar con un buen diseño de las instalaciones eléctricas, buenos materiales eléctricos y una buena mano de obra que nos permitan disfrutar, como resultado, de una adecuada instalación eléctrica.

Cuidado con las instalaciones eléctricas antiguas

Las instalaciones eléctricas antiguas, sin duda, no están preparadas para resistir la creciente demanda eléctrica.

Los conductores eléctricos, que hayan cumplido su vida útil (20 años), son una de las principales causas de los accidentes eléctricos, si:

• La sección (grosor) de los conductores no está de acuerdo a la potencia actual que consume la instalación.

• El sobrecalentamiento de los conductores, producido por el exceso de corriente eléctrica que circula, se traduce en desgaste del aislamiento.

• El conductor utilizado es de “mala calidad”, existiendo diferencias en la sección del Cobre, a pesar de ser conductores de la misma sección nominal.

• Se producen daños mecánicos sobre los cables durante su instalación.

Además, debemos tener en cuenta que:

• El mal estado del material aislante, debido a la antigüedad del conductor, puede originar un cortocircuito, y se incrementa el peligro por la presencia de humedad en el lugar de instalación.

• El crecimiento desmedido de las instalaciones mediante el uso de extensiones y sin la asesoría de profesionales calificados, puede ocasionar una sobrecarga en la instalación.

• La compra de artículos a precios reducidos y de baja calidad, generalmente incumplen la normas de producto y pueden poner en riesgo la instalación.

• La ausencia de mantenimiento de la instalación incrementa día a día el nivel de riesgo y la probabilidad de accidentes eléctricos.

 

En este aspecto, el rol del usuario es crítico para evitar cualquier riesgo que produce una instalación en mal estado. El usuario debe estar asesorado por profesionales calificados para estas labores, cuyas recomendaciones servirán para tomar mejores decisiones en favor de la seguridad eléctrica.

Participantes del Programa