Sinopsis: Con medidas ciertamente sencillas, se pueden evitar un sinnúmero de accidentes en el hogar. Información y cambio de hábitos son los ingredientes para garantizar la seguridad en el uso de la instalación eléctrica. No improvises, mejor consulta a un técnico capacitado.

******

Por Enrique Balan, consultor de Procobre México, especialista en energía eléctrica.

PrevieneAccidentesLa instalación eléctrica debe seguir dos premisas fundamentales:

  1. Seguridad en su uso.
  2. Funcionamiento satisfactorio del equipo conectado.

Sin importar el tipo de edificación (vivienda, comercial, industrial), la instalación eléctrica debe cumplir un marco regulatorio en cuestiones como nivel de tensión (voltaje), corriente demandada, número de circuitos, equipamiento eléctrico (carga) y usuario final.

La seguridad eléctrica empieza al acatar en su diseño, construcción y mantenimiento lo establecido en las leyes, reglamentos y normas relacionadas a cada uno de esos aspectos. Además, debe ser realizada por personal calificado (electricistas). Esto no es opcional, sino una obligación, pues son los únicos que pueden estar capacitados para la tarea y con la herramienta necesaria de trabajo.

Ejemplo1

Usuario de energía eléctrica

El usuario no es experto en la construcción o mantenimiento de la instalación, pero debe saber que el uso de la energía eléctrica puede ser peligroso bajo ciertas condiciones. Por eso, es importante que utilice su equipo eléctrico de acuerdo con las instrucciones del fabricante, las limitantes del equipo y bajo medidas de seguridad, para evitar un incendio o una descarga eléctrica indeseable.

Algunos componentes de la instalación eléctrica –por su uso y condiciones atmosféricas– se deterioran, convirtiéndose en un riesgo para el usuario. La revisión, el mantenimiento periódico y la sustitución de elementos dañados (por personal calificado) regresa a la instalación a su estado de seguridad inicial.

Ejemplo2

Para más información, visita nuestra sección de noticias en: ProgramaCasaSegura.org.