Usted puede ser el primer verificador de la seguridad eléctrica de su hogar, con sencillas actividades puede monitorear y detectar a tiempo fallas en la instalación eléctrica de su casa y así prevenir fatales accidentes.

Para hacer de su hogar un lugar eléctricamente seguro, Programa Casa Segura® recomienda que se tome algunos minutos cada cierto tiempo, para inspeccionar la condición de su sistema eléctrico, los cables, extensiones, clavijas y tomacorrientes que hay en su hogar.

Los síntomas que nos indican problemas en la instalación eléctrica de su hogar incluyen:

• Las luces de los hogares tienen bajas continuas o parpadean, o la imagen su televisión reduce su tamaño.

• Evidencia de chispas en el cableado eléctrico.

• Sonidos de chispazos o zumbidos procedentes de la instalación eléctrica.

• Aislamiento de conductores dañados, cortados, rotos, o agrietados.

• Fusibles quemados o interruptores que se accionan frecuentemente.

Los tomacorrientes son también puntos de riesgos para la seguridad una vez que estén dañados o desgastados. Tome un momento para inspeccionar la temperatura de las placas en los tomacorrientes. Si una placa está tibia o caliente al tacto, podría indicar un problema de cableado grave que debe investigarse más a fondo por un electricista calificado.

Además, tome nota de las placas de un apagador que pierda su color. La decoloración puede indicar que los cables eléctricos detrás de la placa del apagador tienen sobrecalentamiento. Inspeccione las placas para ver si están calientes. Una vez que haya comprobado su sistema eléctrico, tome unos minutos y compruebe que los cables no estén desgastados o dañados.

Las estadísticas muestran que dos terceras partes de todos los incendios eléctricos son causados por estas circunstancias:

• Conductores eléctricos dañados. Haga que un profesional reemplace los conductores eléctricos que están en malas condiciones.

• Clavijas sueltas. Verifique todas las clavijas eléctricas para asegurarse de que se acoplan correctamente en sus receptáculos. Las clavijas que están flojas o sueltas en los tomacorrientes son riesgos potenciales de incendio y deben ser reparadas o sustituidas.

• Asegúrese de que nadie en su casa conecte una clavija aterrizada de 3 hilos en un tomacorriente para 2 hilos. Los aparatos con clavijas aterrizadas siempre se deben conectar en tomacorrientes aterrizadas.

• Asegúrese de que usted no ha sobrecargado cualquier circuito o cable de extensión. Recuerde que las extensiones no están destinadas a ampliar permanentemente la instalación eléctrica de una vivienda.

Programa Casa Segura® recomienda ponerse en contacto con un electricista calificado para una revisión y diagnóstico de su instalación eléctrica y sobre todo hacer las reparaciones eléctricas necesarias para así tener un hogar más seguro y proteger a su familia de un accidente.