Piratería en productos eléctricos

Si decidiste hacer modificaciones en la instalación eléctrica de tu hogar, el Programa Casa Segura ® te pide que revises bien los productos que se van a utilizar en la actualización de tu instalación.

En nuestro país el 70% de los incendios ocurridos son ocasionados por fallas eléctricas y de ese porcentaje, 50% es causado por material que no cumple ninguna norma de calidad.

De cada tres productos que se comercializan en el mercado mundial, uno es pirata. Cada vez con mayor frecuencia, el mercado informal de accesorios eléctricos pone a disposición de los compradores, aparatos que pueden ser atractivos por su bajo precio, pero que no cumplen con los estándares de calidad necesarios para funcionar correctamente y que pueden provocar corto circuitos, incendios y hasta electrocuciones.

Es primordial que cuando instalemos o compremos accesorios y/o aparatos eléctricos nos fijemos bien en estos aspectos:

1. Observa que el producto tenga su sello NOM o ANCE

2. Exige tu comprobante de compra el cual es indispensable para hacer cualquier reclamación y para hacer válida la garantía.

3. Revisa tu póliza de garantía y manual de usuario, léelo cuidadosamente y envía su tarjeta de registro de garantía.

4. Verifica que los productos físicamente cuenten con un número de serie y etiqueta de identificación a prueba de violación, ubicado arriba de uno de los tornillos ya que esta es una forma de diferenciar entre los productos legales y aquellos de contrabando que no cuentan con garantía alguna.

5. Evalúa los precios. La variación de precios son una forma de diferenciar entre los productos legales y aquellos de contrabando, clonados o piratas.

Es muy importante que los productos que utilices cumplan con las normas especificadas por nuestro país. Las normas son los requisitos mínimos de calidad que tiene que tener un producto sea fabricado en el país o importado con lo cual se garantiza que los estándares de producción sean de calidad. La instalación de productos no certificados representa un riesgo inminente para nuestra familia y nuestro hogar.