Web Toolbar by Wibiya

Noticias

Causas de los accidentes eléctricos

Los accidentes eléctricos son consecuencia directa de la situación de riesgo en la que se encuentran las instalaciones eléctricas de la gran mayoría de los hogares de nuestro país. Fenómenos como el envejecimiento y deterioro de la instalación, la ausencia de dispositivos de seguridad, la manipulación inadecuada de las instalaciones y la sobrecarga eléctrica se convierten en el origen de incendios y electrocuciones que ponen en peligro a las personas y los hogares.

Envejecimiento

Los efectos del envejecimiento de las instalaciones eléctricas son uno de los problemas más importantes de la vivienda en México debido a la antigüedad de las edificaciones. Los problemas eléctricos en las casas antiguas se puede atribuir a varios factores, entre ellos: sistemas eléctricos inadecuados y sobrecargados, recubrimiento de paredes y techos que contienen cableado, uso inadecuado de extensiones e improvisar ampliaciones de circuitos, equipos eléctricos desgastados que no se sustituyen, reparaciones eléctricas mal hechas, falta de protección contra sobrecorriente, todos estos atenuantes resultan en instalaciones inseguras y el riesgo de incendio y electrocución se incrementa. 

Según estadísticas del Programa Casa Segura®,  tan sólo en las cuatro ciudades del país, Distrito Federal, Puebla, Monterrey y Guadalajara hay alrededor de 2 millones 560 mil viviendas con más de 20 años de antigüedad, lo que aumenta el riesgo de un accidente debido a que la demanda eléctrica actual no es la misma que en el pasado. La mayoría de las instalaciones fueron hechas cuando no existían microondas, pantallas de plasma o computadoras, por lo que no tienen la capacidad de soportar tantos aparatos conectados al mismo tiempo. De esta forma, el uso de multicontactos se ha convertido en una práctica común y pocas personas saben que es uno de los mayores peligros, se sobrecarga la instalación, y genera un mayor riesgo de un cortocircuito.

Inseguridad

La falta de seguridad de la instalación es otro de los problemas de las viviendas en nuestro país que puede derivar en accidentes muy graves. Un elevado número de hogares  carece de las protecciones mínimas en la instalación eléctrica que indica la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEDE-2005. La cual establece los principios y condiciones que deben cumplir las instalaciones eléctricas. Los lineamientos que dicta la norma garantizan el buen funcionamiento de la instalación, pero lo más importante, brindan protección y seguridad a los usuarios.

Reparaciones no profesionales

La reparación o ajustes no profesionales es otra de las causas frecuentes de accidentes eléctricos. Los cambios en la instalación eléctrica realizados por los propios consumidores son causa frecuente de accidentes eléctricos: la instalación de extensiones, uniones, enchufes múltiples, etc., ocasionan desequilibrios en la red eléctrica del hogar y sobrecalentamientos que pueden agravarse hasta producir descargas o incendios. Además, a estos accidentes se añaden las electrocuciones directas producidas durante la manipulación de la instalación eléctrica, sin ningún tipo de protección.

En los últimos cuarenta años, el consumo de electricidad ha crecido de forma importante y sostenida como consecuencia del creciente empleo de aparatos eléctricos  conectados a la instalación del hogar. Este fenómeno es especialmente grave en las viviendas de más de veinte años, ya que la conexión paulatina de aparatos se ha  llevado a cabo sin adaptar la instalación eléctrica.

Por tal motivo Programa Casa Segura® te invita a que solicites un diagnóstico de tu instalación. Sólo contacta a las diversas instituciones que participan con nosotros y ellos podrán brindarte el servicio que necesitas, para saber quiénes pueden ayudarte, da click en el siguiente enlace:

http://www.programacasasegura.org/mx/su-casa/servicios/

 

Miembros del Programa Casa Segura México