Revise periódicamente la instalación de su casa. Si ésta tiene cierta antigüedad, es probable que los cables tengan aislación de tela y goma. De ser así, reemplácelos.

Cambie sin demora los cables pelados o defectuosos.

No realice instalaciones con cables defectuosos. Averigüe cuál es el tipo de cable más adecuado para soportar la carga en su instalación.

Reemplace los interruptores y enchufes defectuosos.

Corregir a tiempo estas breves indicaciones, evita accidentes.

Ahora, si usted previamente quiere hacer un diagnóstico propio, hágalo, y ello le permitirá verificar aspectos básicos de su instalación eléctrica.

Pinche aquí