Instalaciones eléctricas presentan graves deficiencias que comprometen la seguridad de personas y enseres.

La investigación se desarrolló en 43 edificios de Valparaíso y Viña del Mar. El análisis arrojó que las instalaciones eléctricas presentan deficiencias, cuyas características las siguientes, todos ellos con altos porcentajes:

  • Conductores de 1,5 mm², en sectores donde es indispensable que su diámetro sea de 2,5 mm².
  • Ausencia de conexiones a tierra, las que son indispensables, con barras de cobre de diámetro y largo apropiados.Un 44% de los casos evaluados no cuenta con una malla de tierra de protección y servicio.
  • Mala calidad de las aislaciones de los conductores eléctricos.
  • Falta de canalización de sus conductores.
  • Un 72% de las instalaciones analizadas están dimensionadas para 20 amperes, lo que significa que sus conductores, ya anticuados, no tienen la capacidad de soportar la totalidad de la carga o demanda exigida.
  • Un 62% de los ocupantes de los edificios evaluados señala haber sufrido cortes de energía eléctrica al encender un artefacto como plancha, horno microonda, lavadora, estufa, etc.
  • Un 74% de los edificios evaluados tienen sus tableros generales en malas condiciones, teniendo incluso conexiones expuestas con un importante riesgo de electrocución.

Estudio reveló precarias condiciones de instalaciones eléctricas en edificios de Región Metropolitana y 8ª Región.

Con el objetivo de orientar a la población sobre la necesidad de mejorar la calidad de las instalaciones eléctricas, se efectuó una evaluación en 40 edificios residenciales en la Región Metropolitana y otros 40 en la 8ª Región, todos con antigüedad superior a 20 años.

En las muestras en ambas Regiones notamos que:

Los edificios, equipos y las instalaciones internas de los departamentos no cumplen los requisitos mínimos de seguridad en los montajes de circuitos y tableros de distribución, materiales y dispositivos utilizados.

No existen o son ineficaces los sistemas de tierra, que debieran utilizar barras “Copper”, y los conductores de protección son de un diámetro inferior a 2,5 mm².

Los circuitos están operando con sobrecarga, con las protecciones subdimensionadas, provocando calentamiento excesivo de los conductores, tableros de distribución y conexiones.

Cerca de los circuitos y tableros de distribución están siendo almacenados productos inflamables y  materiales combustibles.

Los resultados numéricos a partir de los informes elaborados se encuentran a continuación en las dos presentaciones que se adjuntan:

Concepción y Talcahuano (VIII Región)

Región Metropolitana