Una investigación de campo llevada a cabo por CEOP a instancias de ICA (Internacional Copper Association, capítulo Argentino) y de APSE (Asociación para la Promoción de la Seguridad Eléctrica) revela datos alarmantes: el 72% de los hogares argentinos no cumple con al menos 1 requisito de seguridad eléctrica, pero el 86,2% de la población considera que su casa es segura.

El objetivo de esta investigación fue evaluar el estado de las instalaciones eléctricas existentes en inmuebles de diferentes lugares del país; determinando, por consulta o verificación, si la instalación eléctrica del usuario satisface los requisitos esenciales de seguridad para disminuir el riesgo de accidentes y siniestros de origen eléctrico. Además, un segundo paso redundó en conocer la percepción del usuario respecto al estado de su instalación, y su voluntad de adecuar esa instalación en caso de que la misma representara inseguridad para él y su familia.

La muestra sobre la que se realizó la investigación fueron de 2280 departamentos en propiedad horizontal y de 1195 casas de viviendas unifamiliares, con al menos 15 años de antigüedad, representativa de más de 8 millones de hogares particulares ubicados en el área metropolitana y en cuatro grandes ciudades del interior del país.

Los resultados más impactantes que arrojó el relevamiento fueron
– El 71.8% no cuenta con al menos 1 requisito de seguridad eléctrica
– El 86.2% considera que su vivienda es, efectivamente, segura
– El 81.6% estaría dispuesto a adecuar su instalación si la misma no fuese realmente segura

Además se verificaron las áreas comunes de 635 edificios arrojando el siguiente  resultado:
– El 62.5% no cuenta con al menos 1 requisito de seguridad eléctrica

El objeto de la investigación fue el denominado “Tramo Crítico”, que comprende desde la salida del primer seccionamiento posterior a la medición, hasta el punto de suministro al artefacto, a través del tomacorriente o boca de iluminación.

¿Por qué “Tramo Crítico”?
– La instalación es “invisible”, salvo en los puntos de acceso de los artefactos por conectar, de los tomacorrientes o de los interruptores de luces.
– No existe advertencia ni señal del estado de deterioro o de la  proximidad de colapso.
– Si el tramo crítico no cumple con las condiciones de seguridad requeridas, no se altera visiblemente el confort ni la utilidad buscada.
– Normalmente, sobre él no se realizan tareas de control y mantenimiento.
– Por falta de suficiente difusión y educación, el grueso de la población desconoce los riesgos que puede producir el deterioro progresivo de tales instalaciones.
– Una eventual reparación o mejora, implica molestias, afecta el confort y  puede ser costosa.

Hoy por hoy en Argentina, no existe legislación específica y de cumplimiento obligatorio que asegure que, permanentemente, la instalación eléctrica interna de los inmuebles cumplirá los Requisitos Esenciales de Seguridad.

Requisitos Esenciales de Seguridad (RES)
– Dispositivo de corte general: Llave de corte (interruptor).
– Protección contra sobreintensidad: Protector de sobreintensidad (llave termomagnética), adaptada al requerimiento de la instalación.
– Protección contra contactos indirectos y directos: Toma de puesta a tierra y dispositivo diferencial acorde al valor de la misma.
– Cable de protección: Conecta las masas de la instalación con la puesta a tierra como protección contra contactos indirectos.
– Protección mecánica de las instalaciones: Protege las partes con tensión de la instalación.

Principales Incumplimientos
Los principales incumplimientos de los requisitos esenciales de seguridad se encontraron en los siguientes casos:
– Falta de protección contra los contactos indirectos;
– Falta de toma de tierra.

¿Por qué considera que es segura?
Principales factores:
– Nunca tuvo problemas con la instalación
– Posee llave temomagnética
– La instalación es relativamente nueva

¿Por qué considera que es insegura?
Principales factores:
– Es una instalación vieja
– La instalación no tiene protector diferencial
– La instalación presenta fallas