El próximo 20 de febrero de 2013, la Ciudad de Buenos Aires, conmemorará el primer “Día de la Seguridad Eléctrica”. Esta fecha, fue sancionada por La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a partir de la iniciativa de la diputada porteña Lía Rueda, autora del proyecto. El mismo fue estudiado por las comisiones de Seguridad, Energía y Defensa del Consumidor y tratado en audiencia pública, habiendo sido aprobado en todas las instancias por unanimidad y finalmente promulgado. La fecha elegida no es aleatoria, y está vinculada al nacimiento del Ingeniero Alberto Rubén Iaconis, ex gerente de APSE (Asociación para la Promoción de la Seguridad Eléctrica), e incansable trabajador en materia de seguridad eléctrica.

La iniciativa tiene como objetivo aportar una herramienta más a la tarea de concientización, apuntando a que cada año durante 24 horas, los porteños reflexionen sobre los riesgos y peligros que acarrea el uso incorrecto y deficiente de la electricidad. Sin embargo, está claro que no toda la responsabilidad está puesta en los usuarios, sino que la seguridad eléctrica es una tarea que también involucra a los gobiernos, cámaras de empresarios y de profesionales, comunidades educativas, y organizaciones de la sociedad civil, entre otros actores. Entre los fundamentos que avalan la creación de esta fecha, está la premisa de que la seguridad eléctrica es el campo de la ingeniería eléctrica responsable de la disminución de los riesgos ocasionados por el uso y el manejo de la electricidad, tanto en los bienes como en las personas.

El Ingeniero Iaconis, ha ejercido su profesión concientizando a la ciudadanía, fijando estándares de seguridad para instalaciones y suministros eléctricos, reglamentando la actividad, trabajando en distintos institutos de normalización y gestión de calidad, y nunca abandonando su pasión por la educación técnica media y superior. Conmemorar en la fecha de su nacimiento el “Día de la Seguridad Eléctrica” representa un homenaje a su persona y a su compromiso, al tiempo que otorgar una herramienta más en la ardua pero importante tarea de concientizar y promover la importancia de la seguridad eléctrica como mecanismo de prevención de peligros y accidentes.